EN / ES
/ DE

Entrevista a Chus Garcia Fraile

31/01/2017

Chus García Fraile, artista de renombre internacional. Trabaja la pintura, la instalación y el dibujo entre otros muchos aspectos del arte.

Ha expuesto en Nueva York, Beijing y Berlin entre otros. Chus presenta su obra en Gerhardt Braun Gallery y hablamos con ella;


¿Cómo comenzaste en el mundo del arte?

Dada mi afición a dibujar y pintar desde pequeña comencé a tomar clases de dibujo en una academia en Madrid donde preparaban para el ingreso en la Universidad. Estudié Bellas Artes en la Facultad de Madrid, más tarde recién acabada la carrera y dada la dificultad de ganarse la vida en ésta profesión sin trayectoria alguna combinaba las clases en un colegio con mi actividad artística hasta que está empezó a remontar y abandoné las clases para dedicarme exclusivamente al arte. Comencé pintando básicamente para, poco a poco, incorporar otras practicas artísticas multidisciplinares : fotografía, video, escultura, instalación etc. En función de que técnica se adecuaba más al concepto de la obra.




¿Cuáles son tus referentes artísticos?

Mis referentes artísticos pasan desde Velazquez, Goya, Picasso hasta Andy Warhol, Roy Lichtenstein, Jeff Koons, Damien Hirst, Julian Opie etc.

¿Cómo es tu proceso de trabajo?, ¿Cómo creas las piezas?

Me interesa el momento que me ha tocado vivir, abarcando la gran ciudad cómo registro máximo de la sociedad contemporánea como contenedor y generador de las dinámicas sociales, recodifico la información que percibo a mi alrededor. Suelo trabajar por series ahondando en una temática que puede surgir desde paseando por la calle, la tv, publicidad, cine etc. Sin hacer especial distinción formal o material, apelando únicamente al potencial comunicativo de las distintas condiciones de cada obra, indagando en sus recursos con tal de conseguir la mejor materialización de lo que quiero comunicar.


“Mi trabajo se sitúa en una revisión de los símbolos sociales en un sucesivo diálogo con la sociedad de consumo, de la mitificación del bienestar cómo ideal máximo, dirigiendo mi atención en lo cotidiano, lo común”.